Las Triumph Tiger triunfan en el 1000 Dunas


Increíbles resultados en un duro raid en el que las cuatro Triumph que participaban cruzaron la meta con éxito: victoria de Iván Cervantes, podio de Josu Orozco y Vanessa Ruck como la primera mujer ‘Finisher’ a los mandos de una moto Trail de serie

La firma británica culmina su participación en el exigente raid con mucho más que un triunfo. El 1000 Dunas ha puesto a prueba las capacidades físicas y psicológicas de decenas de pilotos expertos y amateurs, así como el rendimiento de sus monturas. Siete intensas jornadas, entre el 22 y 29 de octubre, en las que los participantes han recorrido entre 1.500 y 2.500 km. Entre ellos, cuatro amantes de las dos ruedas con perfiles de lo más variado a los mandos de diferentes Triumph Tiger: el cinco veces Campeón del Mundo de Enduro Iván Cervantes con su Tiger 900 Rally Pro que se alzó con la victoria en Hard Trail; Josu Orozko, un aficionado mecánico de profesión con una Tiger 800 XC con más de 10 años que ha hecho podio en la categoría Trail; y Aled Price y Vanessa Ruck, dos pilotos semi-profesionales que viajaron por carretera desde el sur de Gales hasta Granada con las Tiger 900 Rally Pro para participar en el raid y que han logrado que Vanessa se convierta en la primera mujer ‘Finisher’ con una moto de más de 200 kg y totalmente de serie.

 La pasión por la moto y por la aventura, así como el afán de superación, han unido a los 66 participantes del raid 1000 Dunas en la que ha sido una de las experiencias más exigentes y emocionantes de su vida, recorriendo en moto todo tipo de terrenos a través de dos continentes. El Plateau de Rekam, las pistas infinitas de Bouarfa o las majestuosas dunas de Merzouga han sido algunos de los imponentes territorios que han atravesado. Una vivencia en la que Triumph, que continúa dando pasos en su firme apuesta por el off-road, ha salido más que victoriosa.

El esfuerzo y el trabajo de los pilotos que afrontaron este desafío a lomos de sus Triumph se ha traducido en unos resultados enormemente positivos en una edición especialmente dura. Y aunque la dificultad del recorrido ha hecho mella en parte de la caravana, con varios abandonos y reenganches en las jornadas posteriores, las cuatro monturas británicas que han participado en el reto lo han finalizado con éxito poniendo en valor el rendimiento, la resistencia y la fiabilidad mecánica de las Tiger en las condiciones más duras.

El doble éxito del número 25: ganador Hard Trail y coach de excelencia    

Iván Cervantes se ha alzado con el primer puesto del podio, no sólo pilotando con maestría, sino también navegando con un altísimo grado de eficacia, ya que ha alcanzado el 95,5% de la puntuación teórica máxima de su categoría (ha logrado 1390 puntos de 1455 posibles, teniendo en cuenta tanto los Waypoints validados como las penalizaciones). Y eso que Cervantes llevaba sin navegar con roadbook desde el Dakar 2018.

 Un fin de curso inmejorable para el galardonado piloto que cierra una temporada intensa, en la que no solo ha estado inmerso en el desarrollo y los test de la futura gama de motocross y enduro de Triumph, sino que también ha saboreado de nuevo las mieles del éxito en competiciones de renombre como la Baja Aragón y la Bassella Race1. Pero además de su estupendo resultado, el abanderado de Triumph ha asumido en esta edición de 1000 Dunas un reto nada sencillo ya que, junto a Miguel Puertas, ejerció de coach y consejero para el resto de riders. Así, su jornada nunca terminaba cuando las motos descansaban. En ese momento, aprovechaba para compartir experiencias con los otros pilotos, amateurs y profesionales, y para focalizarse en los primeros, ofreciéndoles trucos y asesoramiento, de cara a mejorar su rendimiento al día siguiente y, en definitiva, su experiencia.

Con su Tiger 900 Rally Pro, la misma con la que participó en la Baja Aragón, ya en el parque cerrado, Cervantes hacía balance de la experiencia: “Ha sido una aventura de más de 1.500 km increíble. El rendimiento de la moto ha sido perfecto sobre todos los terrenos que nos hemos encontrado: grava, arena, barro, rocas y cruces de ríos; y una vez más hemos podido demostrar lo capaz que es la Tiger 900 Rally Pro. Me gustaría dar las gracias al equipo de Triumph España por su constante apoyo durante todo el rally, ya que eso me ha permitido centrarme en conseguir el mejor resultado posible”.

El mecánico que atravesó Marruecos para alcanzar el podio del 1000 Dunas     

Por su parte, Josu Orozko, a lomos de una Tiger 800 XC del 2012, finalizó en un más que meritorio tercer puesto en la categoría Trail. El piloto amateur fue el ganador de la Beca Triumph |1000 Dunas y hasta el momento tan solo había participado en pruebas cortas de navegación off-road, nunca en un raid tan exigente.

El de Bilbao se convirtió en el protegido de Iván Cervantes, con quien compartió jaima y camarote, y quien le esperaba cada día al finalizar la etapa para interesarse por él y ayudarle a afrontar el día siguiente. Los lazos entre ambos pilotos se estrecharon tanto que Iván incluso le cedió uno de sus neumáticos y lo montó él mismo en la llanta de Josu, quien ha descubierto que además de ser un piloto brillante, es una persona formidable.

Josu, es el ejemplo perfecto de cómo el trabajo duro y el tesón, junto a unos más que apreciados consejos y una máquina en la que confiar, son claves en un desafío como el 1000 Dunas. Ya desde casa, Orozko declaraba: “Ha sido una experiencia muy ‘heavy’, he vivido momentos muy malos y muy buenos. El cuerpo se va deshaciendo por días, creo que mi moto era la más antigua de todas y la navegación es muy complicada, aunque llega un momento en que le coges el ‘feeling’ y es cuando aprendes y disfrutas de verdad. Me queda la espinita clavada de un error importante que cometí en la etapa 3, pero no puedo pedir más, ya que he logrado hacer podio. No tengo palabras suficientes para agradecer a Iván todo lo que me ha ayudado y también me he sentido muy arropado por el equipo de Triumph España. Todo ha sido increíble.”

De Inglaterra hasta el desierto de Marruecos con una moto de serie    

Vanessa Ruck, que participó junto a su compañero Aled Price en la categoría Hard Trail, ambos a lomos de sendas Tiger 900 Rally Pro, se ha convertido en la primera mujer finisher del 1000 Dunas a los mandos de una moto trail de serie. Esta piloto británica es la viva imagen de la superación. Entró de lleno en el mundo de la moto tras sufrir un duro accidente de bicicleta, que le hizo pasar hasta 7 veces por el quirófano.

 Un siniestro que tuvo lugar hace aproximadamente 8 años, casi una década en la que no ha dejado de superarse a sí misma. ¿Un ejemplo? Ruck no había entrenado con la Triumph con la que ha participado, de hecho, se subió a ella por primera vez para hacer el viaje por carretera y ferry hasta Andalucía. Una vez allí, visitó el Triumph Adventure Experience de Málaga, donde quitó las maletas, montó los neumáticos de tacos y dedicó un día a familiarizarse con la Tiger 900 Rally Pro en ambiente off-road antes de embarcarse en su nueva aventura hacia el desierto.

Su balance del raid es tan determinado como ella misma: “El 1000 Dunas ha sido bastante más difícil de lo esperado hasta el punto de que cada día me subía en la moto con el objetivo de sobrevivir. Recurrí a todas las fuerzas de mi cuerpo y mi mente para llegar al final, y siento como un logro increíble el haber llevado al límite tanto a la moto como a mí misma. Me volvería a subir a lomos de la Tiger 900 Rally Pro mañana mismo. Me ha encantado esta moto”.

Una experiencia de alto nivel    

Lejos de ser una prueba sencilla, los testimonios de los participantes hablan de un raid de enorme dificultad, en algunos aspectos a la altura del mítico Rally Dakar. Han sido muchos los que han comentado que el roadbook era más complejo que el de esta prestigiosa prueba, siendo así el 1000 Dunas el mejor entrenamiento posible para la misma.

En las propias palabras de Miguel Puertas, Director de Carrera: “Ha sido una edición espectacular y he percibido que todos han luchado hasta sus límites para alcanzar la meta cada día. Nuestra intención es llevarles mental y físicamente más allá de sus propias capacidades, buscando una superación personal que creo hemos conseguido.” Varias etapas en las que se ha exigido el máximo a los pilotos, con kilometrajes casi imposibles de completar y un roadbook que ha sido calificado por todos como “muy duro”.

Asimismo, el alto grado de exigencia del terreno y del nivel de conducción, especialmente el de las categorías Classic, Trail y Hard Trail, hicieron de esta aventura un reto que llevó a los participantes a superar sus propios límites. Con pocas horas de sueño, cambios de terreno y, para muchos, la novedad de un territorio desconocido, además de una experiencia inolvidable, el 1000 Dunas ha sido un ejemplo de compañerismo, superación constante y trabajo para lograr las metas individuales.

En este enlace podrás ver la gama Triumph de Indalmar Motor.

 

Fotogalería

 

avatar
Concesionario multimarca de coches y motocicletas nuevos y de ocasión, con un stock de más de 300 vehículos de ocasión. Contamos con cuatro centros en la provincia de Almería y un centro en Málaga.
¡Sin comentarios aún! Debes comentar primero.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *